Carrito

CELEBRACIONES

La historia de los tres Reyes Magos por Bayeco

By 8 enero, 2018 No Comments

¿Alguna vez te has preguntado quienes eran los padres de los 3 Reyes Magos de Oriente? ¿De dónde eran Reyes? ¿Cómo llegaron a ser Reyes? ¿Quienes son sus hijos? Nosotros nos hemos hecho esas preguntas una y otra vez y no ha sido hasta este año, 2018, en que nos hemos podido enterar.

Sigue leyendo…

Era se una vez, en un país muy muy cercano a la India, un Rey llamado Álagar. Era grande, con pies que parecían barcos y con una barba que medía kilómetros. Su reino le quería, era un buen rey, justo y pacífico, y aún así, soltero. Este rey estaba tan dedicado a su pueblo y a su reino que no tenía tiempo para enamorarse y buscar mujer para reinar a su lado.

Un día, llegó a su reino un anciano con ramas de árbol por manos y con pájaros alrededor de sus cabellos, parecía un árbol. Tendría más de 100 años y caminaba cojeando de uno de sus pies, que con cada paso que daban, dejaban arena tras ellos.

Venía de tierras muy lejanas y traía un mensaje para el rey Álagar. Cuando llegó a palacio, el rey le recibió con manjares y le ofreció aposentos en donde pasar la noche. Nadie sabía quién era este personaje, pero todos le aceptaron con gran amabilidad y gratitud.

El mensaje que le traigo, mi rey, viene de parte del Universo, de la Naturaleza y de los animales que en ella habitan; Se han divisado sirenas en los mares del sur, y están siendo atrapadas por las redes de los pescadores, nadie sabe como sacarlas de ahí, los pescadores necesitan comer, pero las sirenas quieren vivir en sus mares. Necesitamos de un rey justo y pacífico para solucionar este problema.

Sin más dilación, acudió el rey a los mares del sur, a intentar solucionar este problema.

Cuando llegó, vio a una hermosa sirena que yacía en la orilla de una larga playa, con la piel brillante y llena de escamas. Junto a ella un pescador a punto de cortar su larga cola con un cuchillo afilado.

– ¡Detente! gritó el rey

El pescador se detuvo rápidamente y apartó el cuchillo.

– Pero mi rey, necesitamos comer, y estas sirenas se comen nuestros pescados, dijo el pescador.

Al oír esto, el rey trazó un plan y le pidió al pescador un plazo de tres días para resolver este problema.

Se llevó a la sirena a su palacio y la metió en una bañera de agua salada. Mandó llenar esta de peces de colores y de algas, para que la sirena se recuperase.

Cuando se recuperó, miró al rey e inmediatamente, se enamoró de él.

El rey habló con la sirena y le pidió que ordenara a las demás sirenas mudarse a los mares del norte. Los pescadores necesitaban pescar para alimentar a sus familias. A cambio, el rey prometió a la sirena que el día en que ella muriera, la convertiría en estrella, para que pudiera visitar todos los mares del mundo y la nombraría reina de todos los mares del universo.

La sirena aceptó y pidió al rey que se casara con ella ya que desde el primer momento en que le vio, su corazón latía más rápido.

El rey, aceptó, ya que en el fondo de su alma, sabía que estaba completamente enamorado de ella.

Cuando regresaron a palacio, el rey ordenó hacer un palacio submarino para que la reina Eliander pudiese nadar a sus anchas, rodeada de más sirenas, ballenas y delfines.

Al cabo de dos años, tuvieron tres preciosos hijos, a los que llamaron Melchor, Gaspar y Baltasar y a cada uno le otorgaron un reino; Melchor fue nombrado rey de todos los países más ricos del mundo, y su labor era controlar la avaricia, el odio y la codicia.

Gaspar fue nombrado rey de todos los países orientales, y su labor era la de mejorar las condiciones sanitarias y de higiene de las personas que en ellos habitaban.

Y el tercero, fue Baltasar, al que dieron los países y territorios con más Naturaleza del planeta, y su labor era la de evitar que el ser humano acabase con ella y sus animales, al igual que su padre, tenía un don para la negociación y la palabra.

Al cabo de los años, el rey Álagar murió y con él, su esposa Eliander.

El pueblo entero construyó una estatua en honor de su justo y pacífico rey, la cual hasta hoy, aún se visita.

Eliander, sin embargo, se transformó en Estrella. Todos los 25 de Diciembre se la puede seguir hasta el portal de Belén, donde aún hoy los tres Reyes, Melchor, Gaspar y Baltasar, acuden a llevar productos de sus tres reinos.

Los tres son Magos por que aún con el paso de los años, siguen existiendo y repartiendo bondad y paz en todo el Universo.

Leave a Reply

Contacta con nosotros

Limpia más. Limpia mejor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si quieres más información. ACEPTAR

Aviso de cookies