Carrito

PRODUCTOS DE BAYECO

Cómo mantener limpios nuestros equipos informáticos.

By 27 mayo, 2015junio 18th, 2015No Comments

Los equipos informáticos son dispositivos que por su alto volumen de horas de uso acumulan mucha suciedad, ya sea interna por el polvo que absorben los ventiladores de los ordenadores o externa, también por el polvo en superficie, huellas en pantallas, líquidos u otro tipo de productos que se puedan derramar encima.

Por su delicada composición, son objetos que hay que mantener cuidados para alargar al máximo posible su vida útil, cuidados estos que no deben reducirse únicamente al mantenimiento del hardware y software, sino también a la limpieza superficial e interna de los mismos.

Es conveniente que un para de veces al año se realice una limpieza a fondo de los equipos internamente y externamente se recomienda mantener unos cuidados del equipo casi diarios. Para ello no sirve cualquier tipo de herramienta, sino que existen herramientas específicas para la limpieza de los equipos informáticos como brochas, pinceles o bayetas antiestáticas.

Limpieza equipos informáticos Bayeco microfibra

Dependiendo de la tipología del equipo ante el que nos encontremos, éstos acumularán más o menos suciedad. Por ejemplo, los equipos sobremesa y los portátiles, por sus características compactas son los que menos acumulan, mientras que los equipos de torre, que suelen situarse en lugares apartados son los que más suciedad acumulan en su interior. 

Limpieza interior.

Los ordenadores sufren sobre todo por el calor y el polvo que se introduce en el interior de ellos, que resulta absorbido por los ventiladores encargados de disipar precisamente el calor interno del dispositivo. Si no actuamos a tiempo sobre esta suciedad, ello puede derivar en degradación del hardware o en fallos del sistema que desemboquen en un error fatal del equipo

El primer consejo es la prevención. Esto quiere decir, situar nuestros equipos en lugares que no sean propensos a la acumulación de polvo y donde la circulación de aire sea buena. Si utilizamos esta dinámica evitaremos que se acumule demasiado polvo en el interior de nuestros equipos o al menos retrasaremos el proceso.

En todo caso, si la prevención no fuese suficiente deberíamos proceder a realizar una limpieza del dispositivo al menos dos veces al año, o en más ocasiones si así lo requiriese. Para ello podemos utilizar productos especiales para la limpieza de ordenadores, como líquidos para componentes electrónicos, pinceles o brochas de precisión, etc…

Para proceder a esta limpieza deberemos desconectar el equipo de la corriente para posteriormente retirar la tapa protectora. El objetivo es retirar la máxima cantidad de polvo acumulado, ya sea con un pincel o una brocha o utilizando aire a presión. Un secador de pelo que posea la función de expulsar aire frío podría ser adecuado para esta tarea.

Deberemos además hacer especial hincapié en zonas de contacto con el exterior, como rejillas o el mismo ventilador, eliminando todo el polvo residual dejando el espacio libre para un correcto flujo de ventilación.

Limpieza exterior

Los dispositivos electrónicos no sólo atraen polvo y suciedad hacia su interior sino que la electricidad estática hace que el polvo también se acumule en superficie. Ésto, unido a la manipulación por parte del usuario genera una continua degradación del aspecto exterior que debemos mantener cuidado.

Teclado, ratón y pantallas son los elementos de uso más común y además más expuestos a la suciedad. La limpieza del monitor por ejemplo es hacerla con un paño humedecido en la superficie de la carcasa y con un paño seco que no deje pelusas al frotarlo contra el vidrio o humedecido con limpiacristales, si la tipología de la pantalla lo admite.

Por otro lado, un lugar especialmente proclive a acumular suciedad es el teclado, pues entre las teclas pueden quedar partículas de polvo como otro tipo de suciedad. En este caso se recomienda dar la vuelta regularmente al teclado para hacer caer la suciedad acumulada, llegando incluso a extraer las teclas para limpiar debajo. La limpieza ha de realizarse con un paño suave apenas humedecido con algún producto para limpieza de aparatos electrónicos. El mismo paño ha de pasarse por la superficie de las teclas para eliminar los residuos restantes.

Descubre todos los productos que en Bayeco tenemos para cuidar tus aparatos electrónicos.

[social_buttons hide_share_count=”true” facebook=”true” twitter=”true” google_plus=”true”]

Leave a Reply

Contacta con nosotros

Limpia más. Limpia mejor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si quieres más información. ACEPTAR

Aviso de cookies