Skip to main content

Carrito

PARA MASCOTAS

Cómo lavar a tu perro

By 21 diciembre, 2014One Comment

Hacer del lavado de nuestro perro algo divertido y sencillo es fácil si lo consideramos una actividad gratificante más de las que habitualmente hacemos con él.

Cómo lavar a un perro es algo que no todo el mundo conoce o realiza correctamente y para muchas personas supone una tarea de limpieza más que realizar y por tanto un momento obligado. Lo educadores caninos y veterinarios recomiendan hacer de este momento una actividad lúdica desde el comienzo para tu mascota, de forma que, como parte de su aprendizaje, colabore y te haga disfrutar a ti también de este momento.

como lavar perros

Si tienes un cachorro o has empezado con esta tarea recientemente enséñale el momento del lavado como un elemento de juego y relajante. De esta forma te ayudará mucho en la tarea y disfrutaréis en familia de ella. Si por el contrario tu perro ya no es un cachorro o no le gusta el lavado, lo recomendable es ir enseñándole paso a paso.

Para empezar a lavar a tu perro

¿Qué necesitas?

  • Una cubeta de agua
  • Champú normal para perros
  • Cepillo para mascotas
  • Una manopla de limpieza específica para tu perro.
  • Una toalla absorbente.

¿Qué otros productos te proponemos?

Un albornoz de secado especial para perros es una solución eficaz, divertida y cómoda para tu mascota:

  • Prolonga el secado y es muy práctico
  • Evitas suciedad en la casa
  • Es original y harás de lavar al perro algo divertido.

Cepillo para el pelo

Manopla de limpieza

Toalla de microfibra altamente absorvente

Albornoz de secado

Lavar a tu perro paso a paso

Elige el lugar y el momento

  • Escoge un momento de la semana que te venga bien. Intenta no improvisarlo
  • Escoge un lugar de la casa adecuado para ello. Si por motivos de espacio solo puedes hacerlo en el baño o en la cocina acondiciona correctamente la zona para evitar suciedad y parásitos. Dependiendo del tamaño de tu perro puede ser mejor el plato de ducha o la bañera si posteriormente lo limpias adecuadamente.
  • Si te gusta, puedes emplear música relajante que el perro irá asociando paulatinamente a ese momento de lavado. A parte os relajará.

Empieza con un buen cepillado

  • Es muy conveniente porque avanzarás mucho en la limpieza del perro, a tu mascota le encantará y es más cómodo para tí. Muchas personas nos comentan que lo realizan después del baño, pero es menos aconsejable que esta práctica que os proponemos.
  • El cepillado nos va a permitir que se eliminen los pelos muertos de nuestra mascotas, relajar al animal y eliminar restos de suciedad y parásitos que una vez húmedos pueden ser más difíciles de retirar a parte de que implicará mayor consumo de agua y mayor esfuerzo e incomodidad para nuestro pequeño amigo.
  • El cepillado, además ofrecerá bienestar al animal, empezará a interpretar ese momento como agradable y tendrá mayor disposición a la larga hacia el baño.

Comienza a continuación el lavado

  • Una vez que tu perro está correctamente cepillado, introdúcele en el plato de ducha o bañera o encima de una toalla grande si vas a usar una palangana.
  • Utiliza agua templada habitualmente. Ni el agua fría ni el agua caliente son convenientes para lavar a tu perro. Con agua tibia, el proceso será más fácil y tu mascota no sentirá cambios bruscos de temperatura.
  • Con el champú regular para perros comienza a extenderlo acariciando el pelaje del animal y evitando que entre exceso de agua o jabón en las orejas o en los ojos, ya que son zonas sensibles que debemos limpiar despacio y a parte.
  • Aclárale con abundante agua hasta que no queden restos de champú y mientras sigues realizando un masaje en el pelaje de forma ahora más enérgica pero sin hacerlo de forma excesiva.

Seca a tu mascota correctamente

  • Para un secado correcto primero deberemos eliminar todo el agua restante posible, de forma que nuestra mascota no salga «chorreando». Para ello basta con esperar a que tu mascota lo haga por si solo y ayudarle nosotros pasando la mano por las zonas más generales.
  • Coge la toalla de microfibra superabsorbente especial para mascotas. Esta toalla tiene dos bolsillo donde puedes introducir tus manos y hacer el secado de una manera más ergonómica y práctica.
  • Con la toalla de microfibra recoge a tu mascota con las manos y comienza a secar preferentemente de arriba hacia abajo, primero las zonas generales y posteriormente las patas. Por último la cara y los oídos de forma suave.
  • Ponle el albornoz de microfibra y déjale que disfrute!

¿Qué otros productos me pueden ayudar?. Descubre productos que te harán la limpieza mucho más fácil.

[social_buttons hide_share_count=»true» facebook=»true» twitter=»true» google_plus=»true»]

One Comment

Leave a Reply

Close Menu

Contacta con nosotros

Limpia más. Limpia mejor.