Carrito

HOGAR Y COCINAPRODUCTOS DE BAYECO

5 errores frecuentes a la hora de limpiar en casa.

By 9 abril, 2015 mayo 4th, 2015 2 Comments

Muchas veces cuando nos disponemos a limpiar, solemos cometer muchos errores. Errores que a la larga nos dificultan las tareas de limpieza, haciendo que perdamos mucho tiempo y empleemos mucho esfuerzo en realizar acciones que de otra manera nos llevarían minutos. Y es que hasta la limpieza de nuestro hogar tiene una dinámica que todos deberíamos conocer y utilizar en nuestro día a día. Aquí os contamos las meteduras de pata más comunes en los hogares españoles a la hogar de llevar a cabo las tareas de limpieza del hogar.

Errores más comunes en limpieza y productos de limpieza
  • Las superficies húmedas no se secan al aire. Cuando fregamos el suelo o limpiamos los cristales de las ventanas, tendemos en la mayoría de las ocasiones a dejarlos tal cual, húmedos, pretendiendo que se sequen al aire, pero este no es el proceder adecuado para conseguir una buena limpieza.Aunque sin duda es lo más cómodo, lo correcto es perder unos minutos de nuestros tiempo en secar las superficies con un trapo o bayeta de microfibras. ¿Por qué con estos productos? La razón es simple, tienen un altísimo índice de absorbencia, su composición de microfibras los hace ultra suaves por lo que no corremos el riesgo de generar rayones y además no sueltan incómodas pelusas que en superficies como el cristal pueden resultar muy antiestéticas en el acabado.
  • La fregona como solución a todo ¡NO!. Y es que estamos verdaderamente malacostumbrados. Cuando se nos cae algo al suelo parece que tenemos un resorte programado en el cerebro que nos hace ir corriendo directos a por la fregona, ya sea agua, refresco o aceite de motor. Debemos darnos cuenta de que no toda la suciedad es igual, y como tal, debe ser tratada de manera independiente. Por ejemplo, los líquidos deberemos recogerlos con papel de cocina, el cual nos ayudará a absorber la mayor cantidad posible para posteriormente retirar los pocos restos que queden. Dependiendo del lo que se nos haya caído al suelo también es recomendable aplicar algún producto sobre la mancha para retirar la mayor cantidad de restos para posteriormente ya sí, dar una pasada con una fregona de microfibra de Bayeco, para dejar un acabado impecable.
  • Las instrucciones están ahí por algo. Uno de los errores más comunes es pensar que todo sirve para todo y nada más lejos de la realidad. Es muy importante contar con los productos específicos para cada superficie o para cualquier tipo de mancha o suciedad ya que de lo contrario podríamos estar utilizando un producto demasiado fuerte para el objeto sobre el que los estemos aplicando y dañarlo irreparablemente. Por esto, es importantísimo consultar antes de utilizarlo las instrucciones del producto y cerciorarnos de las superficies y materiales para los que está indicado. Este sencillo gesto nos puede ahorrar muchos disgustos.
  • La limpieza también tiene sus momentos. ¡No! Aunque no lo creáis, no cualquier momento es bueno para la limpieza. Hay momentos del día o factores meteorológicos que favorecen a nuestras labores de limpieza por lo que siempre que se pueda, debemos aprovecharlos. Por ejemplo, si lavamos la ropa cuando hace sol o hay viento, nuestra ropa se secará antes y nos ahorraremos usar la secadora (en el caso de que la tengamos). Otra limpieza que debemos planificar es la de los cristales. El peor escenario que podemos elegir para limpiarlos es durante un día soleado, ya que el agua o los productos de limpieza que utilicemos se secarán muy rápidamente y podrían dejar manchas en los cristales. En este caso es recomendable limpiarlos en días nublados o una vez que el sol se haya ocultado, e importante, utilizar un trapo de microfibras para no rayarlos y darles un acabado perfecto.
  • La lavadora a reventar. Un error muy común en casi todos los hogares es el de llenar la lavadora hasta casi el punto de no poder cerrar la puerta, ya sea por ahorrar agua, energía o por terminar con las labores cuanto antes posible. Pero llenarla hasta los topes no es el único error que cometemos con nuestra lavadora. También acostumbramos a pasarnos en las cantidades tanto del detergente como del suavizante. ¿Consecuencias? La saturación de ropa en el tambor de la lavadora provoca que ésta se encuentre demasiado comprimida durante el lavado y no llega a limpiarse adecuadamente. Además, el aplicar demasiada cantidad de productos de limpieza hace que se formen manchas blancas en la ropa. así que ya sabéis: una buena cantidad de ropa en la lavadora pero sin pasarse y suavizante y detergente en las cantidades que recomiende el fabricante.

Descrubre todos los productos de limpieza de Bayeco.

[social_buttons hide_share_count=”true” facebook=”true” twitter=”true” google_plus=”true”]

2 Comments

  • Tina dice:

    ¡Cuanta razón tienes! Hay veces que por querer hacer las cosas demasiado rápido acabamos haciéndolo mal. Y como consecuencia es trabajo doble para nosotros. Yo tengo que reconocer que era de las que se pasaba con el detergente y el suavizante, pero desde que me enteré de que eso no era bueno ahora pongo las cantidades recomendadas.

    • Bayeco dice:

      Hola Tina, me alegro de que seas consciente de este tema, la vida va rapidísimo y a veces cuesta ponerse a pensar en lo que estamos haciendo. Gracias por escribir y por leernos :)

Leave a Reply

Contacta con nosotros

Limpia más. Limpia mejor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha en el enlace anterior si quieres más información. ACEPTAR

Aviso de cookies